En primer lugar hemos de decir que violencia es mentir. Lo cual en otras palabras equivale al afirmar que transmitir falsedad en forma de novedad y verdadera certeza de como son los hechos producidos en determinado sector de la realidad de carácter social es costumbre maléfica de la porfía imperial de las agencias y los medios de comunicación al servicio de defender los intereses económicos y de poder de las corporaciones financieras de los países centrales previamente conocidos como Primer Mundo y que actualmente se limitan al control con hegemonía principal de una sola nación en la cual la crisis es “absorbida” por el poder de concentración de los grandes capitales primariamente financieros que se fagocitan entre ellos. Esto ha de permanecer así hasta tanto la propia dinámica evolutiva de las determinaciones de como opera el capital en el Siglo XXI, cosa que sí veremos en otra publicación del presente entramado internetico, pues esta trataría de la batalla cultural y la lucha de las ideas, tal dinámica haría cambiar de formidable aspecto la situación mundial global. Decimos esto por que atravesando una decepción el ser humano es que toma consciencia de su equivoco y también el ser humano social dirigente de una nación, los Estados Unidos de Norteamerica y ademas los operadores internacionales, que parecen peones del veneno, de ese y los demás países centrales que no son más de siete. Y lo seguirían siendo si luego de la crisis sobrevenida todos sobreviven pues antes eran mas de diez y previamente mas de doce en medida decreciente. Habría de producirse según nuestro pronostico un recambiante acontecer del dirigenciar, o del recambio de los mismos dirigentes, quién lo sabría decir hoy, en dichos y otros países para lograr estabilizar al mundo luego de nuestra, pronosticada hoy, futura próxima gran grave crisis financiera, y no somos los únicos con esa certeza en mente y con esa prospección, en nuestro caso hecha de forma conjunta e interdisciplinar como social, histórica y económica; en la de otras personas primeramente un calculo económico y financiero. ¿Que viene luego?  Ya veremos pues hoy hemos analizado bastante. Algo es algo.

Anuncios